Internet Culture - ¡Tú te lo buscaste! 5 Internet Culture
Añadir un enlace a este libro
Hacer una petición de libro o un comentario
Ella es joven, bella, rica y no se deja pisotear por nadie. Su único problema es él: tan sexy como insoportable... 
Una serie a dos voces... ¡irresistible! 

«Nils toma mi rostro entre sus manos y murmura algunas palabras en noruego. Siento como si fuera la primera vez que escucho eso. Debe querer decir algo como « ¡Eres una masoquista, pequeña! » o tal vez una frase que tenga algo que ver con mi pequeño trasero, pero obviamente Nils se niega a traducirla. Intento memorizar las palabras fonéticamente, pero pierdo el hilo cuando me besa apasionadamente. Método infalible. 
Sin embargo, me acuerdo perfectamente del « Yayeu soulfeume » que repite a menudo. Aprovecho para pedirle al mesero que nos toma la orden que me lo traduzca. El rubio delgado se tarda un poco en entender su idioma con mi acento francés, pero termina por comprender. Y suelta una risa estridente. 
– ¿Quiere decir « Jeg er sulten »? Es la frase que más escucho en mi profesión:« ¡Tengo hambre! » 
– Ahora comprendo - suspiro mirando al ogro rubio sentado frente a mí. 
Todas mis esperanzas se derrumban. Debí haberlo imaginado. « Hambre » es la primera palabra que el bebé Nils debe haber pronunciado cuando aprendió a hablar. Justo antes de « patata », « bistec » y « más ». 
– ¿Qué esperabas? ¿Palabras de amor? - sonríe mi Vikingo alzando los hombros y con una mirada indescifrable.»

Ella es joven, bella, rica y no se deja pisotear por nadie. Su único problema es él: tan sexy como insoportable... Una serie a dos voces... ¡irresistible! «Nils toma mi rostro entre sus manos y murmura algunas palabras en noruego. Siento como si fuera la primera vez que escucho eso. Debe querer decir algo como « ¡Eres una masoquista, pequeña! » o tal vez una frase que tenga algo que ver con mi pequeño trasero, pero obviamente Nils se niega a traducirla. Intento memorizar las palabras fonéticamente, pero pierdo el hilo cuando me besa apasionadamente. Método infalible. Sin embargo, me acuerdo perfectamente del « Yayeu soulfeume » que repite a menudo. Aprovecho para pedirle al mesero que nos toma la orden que me lo traduzca. El rubio delgado se tarda un poco en entender su idioma con mi acento francés, pero termina por comprender. Y suelta una risa estridente. – ¿Quiere decir « Jeg er sulten »? Es la frase que más escucho en mi profesión:« ¡Tengo hambre! » – Ahora comprendo - suspiro mirando al ogro rubio sentado frente a mí. Todas mis esperanzas se derrumban. Debí haberlo imaginado. « Hambre » es la primera palabra que el bebé Nils debe haber pronunciado cuando aprendió a hablar. Justo antes de « patata », « bistec » y « más ». – ¿Qué esperabas? ¿Palabras de amor? - sonríe mi Vikingo alzando los hombros y con una mirada indescifrable.»

Título: ¡Tú te lo buscaste! 5

Autor: Emma Green

Fecha de publicación: 2016

Descargas: 1019